Loader

El mito de la ventilación cruzada. ¿Por qué ya no funciona?

Iñaki Alonso

CEO de sAtt Arquitectura Triple Balance
Contaminación en Madrid

Tradicionalmente, el diseño bioclimático y la arquitectura vernácula han apostado por la ventilación cruzada o “natural” para renovar el aire en los edificios y mejorar el confort térmico, especialmente en verano. Frente a ella, el auge del diseño pasivo hace que cada vez oigamos hablar más de los sistemas de Ventilación Mecánica Controlada (VMC) o “forzada”.

¿Ventilación cruzada o ventilación mecánica? ¿Qué es más ecológico? ¿Qué es mejor para la salud?

Desde mi punto de vista, en la mayoría de los casos hoy en día es más sostenible incorporar sistemas de ventilación mecánica de doble flujo con estrategias intensas en aislamiento y estanqueidad en lugar de simplemente favorecer una ventilación cruzada. Debemos entender la sostenibilidad desde una perspectiva amplia y compleja, es decir, desde todas las categorías de impacto y desde todos los indicadores sociales, ambientales y económicos que pueden afectar. No se puede tomar la decisión basándose en un único factor -como puede ser la energía-: esta es una visión reduccionista, y tal y como estamos planteando el futuro, se trata de incorporar un pensamiento sistémico.

Quiero compartir los 10 argumentos que considero de mayor peso en favor de la ventilación mecánica.

1/ REDUCCIÓN DEL CONSUMO DE ENERGÍA

Los sistemas de ventilación mecánica van asociados a estrategias de aislamiento y estanqueidad, es decir, se evitan puentes térmicos e infiltraciones para conservar la temperatura interior. Así aseguramos que cada caloría o frigoría aportadas no se escapen, algo que ocurre en la ventilación cruzada. Con un sistema mecánico de doble flujo, es decir, un ventilador con un recuperador que intercambia la energía entre el aire expulsado y el incorporado, la ventilación mecánica renueva el aire interior sin apenas pérdida de energía. Con esta medida podríamos ahorrar entre 3.000 y 4.500 kWh/año en una vivienda de 100 m2, según estudios realizados.

2/ INDUSTRIALIZACIÓN, MATERIALES Y ECONOMÍA CIRCULAR

La estrategia de ventilación cruzada como método de refrigeración pasiva depende mucho de otro factor: la inercia térmica. Cuando ventilamos de forma natural en verano, los muros o forjados de mucha masa funcionan como acumuladores para almacenar el frescor nocturno y tardarán en volver a calentarse durante el día. Hoy en día, en la construcción, cada vez más orientada a la industrialización y a la economía circular, se usan materiales de menor masa e inercia térmica como la madera, lo que hace que a la ventilación cruzada le falte un factor esencial.

Oficinas de Greenpeace en Madrid, ejemplo de espacio con ventilación mecánica controlada y filtrado de aire
Oficinas de Greenpeace en Madrid, ejemplo de espacio con ventilación mecánica controlada y filtrado de aire

3/ LAS ISLAS DE CALOR URBANAS

Para 2050 se estima que el 80% de la población vivirá en grandes urbes. Es por ello que creemos que las estrategias principales se deben dar en las ciudades. Hemos construido urbes de hormigón y asfalto, lo que provoca una gran acumulación de calor en estos materiales durante el día, un calor que aflora durante la noche. Esto hace que cada vez sea más difícil refrigerar las viviendas de manera natural.

4/ CAMBIO CLIMÁTICO

Al diseñar edificios, hacemos simulaciones energéticas con el histórico de los últimos años, pero debemos cambiar esa dinámica y empezar a hacer las simulaciones energéticas con las previsiones de los próximos 20 años, como mínimo. Ahora en Madrid tenemos unos 21 días de olas de calor al año, pero se prevé que esto se multiplique por dos o por tres en los próximos años. Según un estudio del Instituto Federal suizo de Tecnología de Zurich de 2019, en Madrid se esperan las temperaturas de Marrakech para 2050. En una ola de calor donde las temperaturas mínimas no bajan de 26 o 28 grados, la ventilación cruzada tiene un efecto mínimo. Para llegar a niveles de confort adecuados, tenemos que introducir frigorías y, sin una estrategia clara de estanqueidad y aislamiento, esta energía se nos va a escapar, igual que los euros en la factura.

Código barras aumento de temperaturas
Código de barras que muestra el aumento de las temperaturas

5/ CALIDAD DEL AIRE EXTERIOR

Las ciudades tienen una calidad del aire pésima y la contaminación atmosférica es causante de miles de muertes. La OMS advierte que respirar aire contaminado puede provocar más de 400.000 muertes prematuras al año en Europa y 7 millones en el mundo. Más de 70.000 publicaciones científicas avalan estos datos. Otro estudio que analiza 858 ciudades de Europa realizado en 2021, concluye que el área metropolitana de Madrid es la de mayor mortalidad relacionada con la contaminación NO₂.

Pero no es solo Madrid; hoy en día, el 90% de la población vive en lugares donde no se respetan las directrices de la OMS sobre la calidad del aire. Abrir la ventana en estas circunstancias es perjudicial para la salud, como vimos durante la reciente ola de polvo sahariano. Los sistemas de ventilación mecánica incorporan filtros que impiden el paso de sustancias particuladas, como puede observarse en el filtro fotografiado tras ese episodio.

Filtros Calima
Filtros de una de las promociones de Distrito Natural tras la reciente calima

6/ CALIDAD DEL AIRE INTERIOR

Hemos creado más de 100 sustancias químicas nuevas desde la revolución industrial, muchas de ellas relacionadas con los materiales de construcción de las viviendas o con productos de limpieza. Por ello, sin una ventilación adecuada, el aire de nuestros hogares puede estar hasta cinco veces más contaminado que el exterior, según la OMS. Esto requiere exigencias de ventilación cada vez mayores. Otro aspecto a debate es el del gas radón, segunda causa de cáncer de pulmón en España después del tabaco, y cuya mejor estrategia para eliminarlo es la ventilación.

7/ RUIDO EXTERIOR

El ruido es el segundo factor de contaminación más dañino en Europa, sobre todo el generado por el tráfico en las ciudades. Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, una de cada cinco personas en Europa está expuesta todos los días a niveles de ruidos nocivos. Además, 76% de la población española afirma que la contaminación acústica afecta a su vida de forma significativa.

La ventilación cruzada obliga a abrir las ventanas, provocando la entrada de ruido y sus efectos en la salud. Las viviendas y oficinas con gran aislamiento térmico y gran hermeticidad no solo no precisan abrir las ventanas, sino que suelen tener asociado también un gran aislamiento acústico frente al exterior.

8/ RUIDO INTERIOR

El ruido de la comunidad probablemente sea uno de los factores que más tensión pueden generar en una comunidad de vecinos. Este es un aspecto muy particular para proyectos de covivienda, cohousing o coliving, ya que ponen en valor los espacios y actividades comunes y precisan una estrategia de máximo aislamiento en la parte privada. Si optamos por una estrategia de ventilación cruzada, las ventanas abiertas dejan pasar el ruido intracomunitario, dificultan el descanso en el espacio privado y generan problemas de convivencia.

9/ ANÁLISIS DE COSTES DE CICLO DE VIDA

No hablaríamos de sostenibilidad si las decisiones no se tomaran también desde un punto de vista económico, por lo que es importante hablar de una dimensión económica en el ciclo de vida, algo que ya nos aporta LEVELS, el marco europeo de criterios de sostenibilidad. Esta visión largoplacista supone una alternativa a la visión clásica de los costes de inversión y nos lleva a un análisis de amortización en el tiempo de las diferentes medidas.

Introducir un sistema de ventilación mecánica de doble flujo en una vivienda supone una inversión de unos 3.000€. Si lo hiciésemos de simple flujo en los baños (obligatorio por normativa), sería de unos 1.500 euros; por lo tanto, la diferencia puede ser la mitad, 1.500 euros. 

El ahorro estimado en climatización está en unos 3.000 a 4.500 kWh/año. Siendo conservadores y tomando una reducción de 3.000 kWh/año a un precio de 0,24 €/kWh (el precio medio en diciembre 2021), tendríamos un ahorro de unos 720 €/año, es decir, la amortización se daría en dos años. Habría que tener en cuenta el consumo extra de un sistema de doble flujo de unos 84 kWh/año, lo que supondría unos 20 euros, pero en cualquier caso, es más que rentable en el ciclo de vida completo de una edificación.

Las mejoras o ahorros en energía son fáciles de calcular, pero los beneficios generados por la mejor calidad del aire o por el mayor confort acústico son más complicados de medir: ¿Cuánto valen dos años más de vida? ¿Cuánto le cuesta a la Sanidad atender todos los problemas respiratorios derivados de la contaminación? Para algunas de estas preguntas hay aproximaciones: la contaminación cuesta a Europa 1,4 billones en muertes y enfermedades y los costes de la mala calidad del aire equivalen al 10% del PIB de la región, según la OMS.

TRIPLE ventilación mecánica
El coworking TRIPLE es otro ejemplo de espacio con ventilación mecánica

10/ NO EXCLUSIÓN

Una estrategia de renovación y filtrado mecánico en una vivienda con gran aislamiento y estanqueidad no impide poder abrir las ventanas y tener ventilación natural siempre que lo deseemos. Sin embargo, esto puede provocar la entrada de aire contaminado o ruido.

CONCLUSIONES

La ventilación cruzada sigue estando en todos los concursos de arquitectura, en las bases de los concursos y en los planos de las propuestas ganadoras llenos de flechas rojas y azules.

Es bueno conocer los conceptos básicos de la bioclimática y en algunos lugares son muy aplicables, pero puedo pronosticar que a la ventilación cruzada le va a pasar como a la fresquera: tuvo su momento, pero la nevera acabó fulminando ese recurso. Y que conste que hemos diseñado una casa actual con fresquera en El Boalo que no usa frigorífico 6 meses al año, ahorra unos 300 kWh/año y lleva varios años funcionando muy bien así.

El año pasado perdimos el concurso de #ReinventingCities frente a una propuesta que justificaba la ventilación natural y cruzada como estrategia estrella desde el punto de vista medioambiental en un edificio de madera. El solar donde se situará el edificio está Barajas, junto a la M-40 y el aeropuerto, donde los niveles de contaminación acústica y del aire son extremos. En el contexto actual y con el futuro poco esperanzador que tenemos con el cambio climático, no solo no se deberían premiar estas propuestas, sino que se deberían penalizar. Con la ventilación cruzada no se van a conseguir condiciones de salubridad, confort acústico y eficiencia energética óptimas.

Hubo un momento en el que la nevera entró en nuestros hogares para sustituir a la fresquera. Hoy en día ha entrado un pulmón artificial: la ventilación mecánica está aquí para que ahorremos energía, respiremos mejor aire y hacer de nuestras casas lugares libres del ruido exterior.

*Este es un artículo originalmente publicado a través de la página de Linkedin de Iñaki Alonso. Puedes seguir el debate que se generó a través de este enlace.
Sin comentarios

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Para poder ofrecer los servicios de la web: satt.es y poder administrar la página, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte la política de cookies de la web. ACEPTAR

Aviso de cookies