Loader

Hermeticidad, eficiencia y ahorro: Blower door test en el cohousing Entrepatios – Las Carolinas

Entrepatios – Las Carolinas, el primer cohousing ecológico de Madrid, ha superado -y con nota- las pruebas de hermeticidad de su envolvente en la fase de obra. El edificio, con estructura de madera CLT, ha logrado resultados muy positivos en las dos pruebas blower door realizadas durante su fase de construcción, lo que se asegura una mayor eficiencia energética y, por tanto, ahorro económico durante su uso.

Antes de entrar a los datos, veamos en qué consiste esta prueba.

¿QUÉ ES UN BLOWER DOOR TEST?

El test blower door o prueba de infiltrometría es un ensayo que se realiza para comprobar el nivel de hermeticidad al aire de la envolvente en un edificio. Sirve para medir las infiltraciones no deseadas y permite -si se realiza durante la obra y aplicando otras técnicas como la termografía, dispositivos de humo o anemómetros- su detección y reparación.

El ensayo se realiza según la normativa UNE-EN 13829 y, en la actualidad, no es una prueba obligatoria en España. No obstante, los edificios que aspiran a una alta eficiencia energética, como los construidos bajo el estándar Passivhaus, lo aplican.

En la práctica y sin entrar en detalle, el ensayo se realiza mediante un dispositivo formado por una tela con un marco y un ventilador, que se coloca en un hueco, normalmente en la puerta. Mientras, se deja el resto de huecos del edificio (ventanas y otras aperturas) cerradas o en su estado de funcionamiento normal.

Tras ello, se introduce o extrae aire en el edificio mediante el ventilador hasta llegar a una diferencia de presión de 50 Pa y, con ello, se obtiene un valor denominado n50. Este valor hace referencia al número de renovaciones/hora debidas a infiltraciones no deseadas a una diferencia de presión de 50 Pa. El estándar Passivhaus, por ejemplo, especifica un valor límite: n50 ≤ 0.6 renovaciones/hora.

 

HERMETICIDAD Y EFICIENCIA ENERGÉTICA

La importancia de la estanqueidad o hermeticidad al aire de un edificio radica en su incidencia directa en el comportamiento energético que, en última instancia, repercute en el consumo y en el grado de confort interior. Las infiltraciones de aire no deseadas producen pérdidas de energía, de manera que reduciendo las infiltraciones reducimos también las pérdidas y, por tanto, el consumo energético.

Asimismo, los edificios muy eficientes -como Entrepatios Las Carolinas- suelen adoptar sistemas de ventilación mecánica de doble flujo con recuperación de calor, que contribuyen a un mejor comportamiento energético. Para garantizar un adecuado funcionamiento de estos sistemas se requiere un cierto grado de hermeticidad en la envolvente, de forma que se consiga la eficiencia de recuperación deseada.

 

ENTREPATIOS LAS CAROLINAS, EXCELENTE COMPORTAMIENTO EN ENSAYOS DE OBRA

En el edificio de Las Carolinas se concibe la hermeticidad al aire de forma individual para cada una de las 17 viviendas y los 2 locales comunes. Hasta el momento, hemos realizado dos series de tres ensayos cada una en viviendas diferentes durante la fase de ejecución. Es lo que se denomina ‘método B’, que consiste en ensayar la envolvente durante la obra, de forma que no solo posibilita verificar la calidad de la ejecución, sino introducir medidas de reparación. Por su lado, el ‘método A’ se aplica una vez terminada la obra y sirve para certificar la hermeticidad en el uso del edificio.

En la primera serie, el propósito era comprobar el comportamiento global de la estructura de madera CLT, una vez se habían ejecutado la losa de hormigón de la planta baja, se habían instalado todas las ventanas y se habían realizado todos los sellados entre estos elementos constructivos. Se eligieron tres viviendas de forma que toda la variedad de casuísticas estuviera representada y los valores alcanzados en esta serie fueron n50= 0.41, 0.38 y 0.25 renovaciones/hora.

La segunda serie se realizó en febrero de 2020. Además de lo anterior, estaban ya ejecutadas la mayoría de las penetraciones de la envolvente por pasos de instalaciones, sus respectivos sellados (electricidad, climatización, ventilación, saneamiento) y los patinillos interiores de las viviendas, cuya hermeticidad está confiada a una lámina hermética y no al CLT. En esta serie se obtuvieron estos valores de n50= 0.38, 0.32 y 0.24 renovaciones/hora para las tres viviendas analizadas.

Unos valores más que notables si recordamos que el rigurosos estándar Passivahaus especifica un valor límite: n50 menor o igual a 0.6 renovaciones/hora.

 

HERMETICIDAD Y CLT, RETO SUPERADO

Los paneles de CLT son tableros de madera multicapa, con las fibras de cada capa dispuestas en direcciones perpendiculares de forma alterna. A su vez, cada capa está formada por listones dispuestos uno junto a otro y todo el conjunto del panel va encolado y prensado.

Esta configuración hace que, aunque de forma homogénea sea hermético al aire, pueda presentar pequeñas fisuras entre listones de una capa o defectos de encolado, lo que hace que se puedan producir infiltraciones de aire no sólo en la dirección perpendicular al propio plano del panel, sino por caminos continuos que se van formando entre estas juntas entre listones de capas, capas… Y que van comunicando interior y exterior del edificio. En nuestra experiencia, aquí encontramos la mayor dificultad al acometer el proyecto de hermeticidad, ya que no basta con sellar las uniones entre piezas distintas, sino que tuvimos que garantizar que estos caminos internos de cada panel quedaban bloqueados.

Otros retos adicionales y solventados con éxito de la construcción en CLT tienen que ver con el clima y las áreas de CLT sin revestir dentro de las viviendas.

Por un lado, el casco de CLT izado que constituía la estructura del edificio estuvo desnudo los meses de verano, expuesto a radiación solar directa, temperaturas altas y bajísima humedad relativa. Esto originó que los paneles más expuestas manifestaran fisuras, fendas y discontinuidades entre listones que, aunque desde el punto de vista estructural carecían de relevancia, suponían un incremento de esos caminos internos que hubo abordar.

Por otro lado, cada vivienda o local común tiene un área de techos de CLT visto, sin revestir, fundamentalmente en salones y estancias principales. Los sellados de uniones entre paneles se iban a realizar con cintas planas específicas y -debido a que este sellado se hacía por el interior- cuando había un techo visto, teníamos que encintar las uniones por su parte superior, es decir, por el suelo de la vivienda de la planta superior. A su vez, ello provocaba puntos en los que la línea de hermeticidad no se cerraba por la imposibilidad de dar continuidad a un sistema de cintas cuando unas van por dentro y otras por fuera.

Para solventarlo, se reforzaron las medidas para asegurar el cierre de la línea de hermeticidad y minimizar su discontinuidad. Se planificaron sellados de cintas planas que tuvieron que colocarse durante el propio proceso de montaje y no a posteriori. Y en los puntos donde seguían produciéndose ciertas discontinuidades, se realizaron refuerzos con cordones elásticos de productos herméticos también instalados durante el montaje.

Todo ello implicó una planificación y coordinación muy rigurosa en esa fase de la dirección de la obra.


RESULTADO: ALTA EFICIENCIA, AHORRO Y CONFORT

Con la experiencia de los datos obtenidos, tenemos ya indicios de que tanto el proyecto como la puesta en obra están siendo muy satisfactorios, quedando los valores por debajo del requisito de un edificio bajo el estándar Passivhaus en cuanto a hermeticidad (n50≤ 0.6 renovaciones/hora), aunque Las Carolinas no se vaya a certificar.

Unido al aislamiento, el diseño libre de puentes térmicos, las carpinterías de altas prestaciones y el uso de sistemas de ventilación de doble flujo con recuperación de calor, la hermeticidad garantiza una mayor eficiencia energética al evitar las infiltraciones de aire no deseadas y, por tanto, las pérdidas de energía.

Esto traduce en ahorros de hasta un 75-80% respecto a la construcción convencional. Así mismo, la ausencia de infiltraciones garantiza el máximo confort interior y un correcto funcionamiento de la ventilación mecánica.

Sin comentarios

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Para poder ofrecer los servicios de la web: satt.es y poder administrar la página, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte la política de cookies de la web. ACEPTAR

Aviso de cookies