Loader

La evolución estructural de nuestros edificios: madera, hormigón y cómo combinarlos

Tomás Bretón, edificio con estructura de madera CLT

La arquitectura es un aprendizaje continuo. Lo que vale para un edificio puede no servir para otro, e incluso lo que en un momento sirvió puede dejar de ser válido un tiempo después. La experiencia, que es una fuente de conocimiento más que válida en esto de construir -aunque no la única-, nos ha servido para perfeccionar la manera de afrontar las estructuras de madera de nuestros edificios.

Entrepatios Las Carolinas, por ejemplo, combina hormigón bajo rasante con una estructura de madera CLT desde la cota cero hasta la tercera planta. Sin embargo, a través de los diferentes análisis realizados, incluido el Análisis de Ciclo de Vida de Ecómetro, hemos venido observando que una mayor integración del hormigón en las plantas bajas, caso de Pirita y Tomás Bretón, tiene mejores rendimientos económicos y en lo que se refiere a consideraciones de carga. En estos dos proyectos, la estructura a partir de la primera planta sigue siendo de madera CLT, lo que proporciona una rigidez estructural adecuada.

Tomás_Bretón_Madera

En casos como Topete hemos comenzado a incorporar elementos como el entramado de madera en las fachadas, reduciendo su grosor y mejorando la relación entre superficie útil y construida, lo que ayuda a controlar costes y a mejorar la eficiencia térmica.

Y como siempre se puede evolucionar, ya estamos estudiando nuevas formas de perfeccionar nuestras técnicas estructurales. En proyectos como Mestre Lope, todavía en fases previas a la construcción, en los pisos superiores se planea utilizar vigas y pilares de CLT en combinación con entramado ligero. También estamos considerando las estructuras de hormigón en elementos como escaleras y otros núcleos de comunicación.

Evolución de las estructuras de madera de sAtt

Esta continua optimización busca alcanzar la viabilidad económica de los proyectos sin dejar de lado las consideraciones medioambientales que están en nuestro ADN. Tendréis razón al arquear las cejas y dudar, ¿no es acaso el hormigón un material muy contaminante? Existen, empero, formas de minimizar sus impactos.

El hormigón que hemos venido utilizando en Pirita y Tomás Bretón, las dos primeras promociones de covivienda ecológica de Distrito Natural, pertenece a la gama ECOpact de Holcim. Se trata de un hormigón de bajo impacto medioambiental que reduce significativamente el efecto adverso sobre el clima –entre el 30% y el 70% frente a los convencionales, según el fabricante-. Además, existe la posibilidad de sustituir el «pegamento» del cemento por productos alternativos como calizas calcinadas e incluso, como hemos hecho en Tomás Bretón, se pueden utilizar hormigoneras eléctricas que ayudan a reducir aún más los impactos.

Sin comentarios

Publicar un comentario

Responsable: SATT TRIPLE BALANCE, S.L.Finalidad: publicar tus comentarios. Legitimación: por tu consentimiento expreso. Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, indicados en la información adicional. Más información: en nuestra política de privacidad.

Uso de cookies

Para poder ofrecer los servicios de la web: satt.es y poder administrar la página, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte la política de cookies de la web. ACEPTAR

Aviso de cookies