Loader
Tradición y Tecnología. Sostenibilidad y Arquitectura
1354
post-template-default,single,single-post,postid-1354,single-format-standard,bridge-core-2.0.6,,qode-theme-ver-19.3,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
 

Tradición y Tecnología. Sostenibilidad y Arquitectura

Tradición es el conjunto de patrones culturales de una o varias generaciones heredados de las anteriores y, usualmente por estimarlos valiosos, trasmitido a las siguientes. Se llama también tradición a cualquiera de estos patrones. (Wikipedia)

Tecnología es el conjunto de conocimientos técnicos, ordenados científicamente, que permiten diseñar y crear bienes y servicios que facilitan la adaptación al medio ambiente y satisfacer tanto las necesidades esenciales como los deseos de las personas.  (Wikipedia)

Parece inmediato hacerse la siguiente pregunta:, ¿no es esto último, tecnología, lo que ha hecho siempre la tradición constructiva de un lugar o un pueblo?. ¿No trabajaban los maestros albañiles de hace medio siglo en aplicar sus conocimientos técnicos y su ciencia para crear casas adaptadas al clima, al entorno, solucionando así una necesidad y un deseo humanos?. Sin embargo, parece que ambos conceptos, tradición y tecnología, están hoy reñidos y no pueden darse a la vez en, por ejemplo, una obra de arquitectura.

Porque, realmente, ¿qué se considera hoy en día tecnología y qué se considera tradición?. ¿Dónde está la frontera? ¿Acaso no es tecnología producir un ladrillo de tierra comprimida, fabricando previamente unos moldes con unas dimensiones determinadas y una prensa, y dejándolos secar al sol?. ¿Por qué nos parece esto poco tecnológico y, en cambio, una placa solar nos parece lo más de lo más?.

Como ocurre con tantas cosas, la frontera no está clara y los términos se utilizan con un nuevo sentido o connotación. Por tecnología entendemos normalmente lo que es nuevo y está hecho con metal, plástico, o tienen muchos microchips. En la arquitectura contemporánea se comercializan infinitas soluciones “tecnológicas” estándares y globales que no siempre significan una buena adaptación con el lugar, el clima, y los oficios que son propios de la zona donde se edifica. En España, al menos en la España de las mesetas y el mundo mediterráneo, ha existido siempre una tradición de construir en húmedo, con tierra, cerámica, cal, piedra, y algo de madera. Todavía podemos ver esta arquitectura en pueblos y zonas que se han salvado del tsunami urbanizador de los últimos tiempos.

Entonces, la tradición peninsular se apoya en estos materiales, dando lugar a muros gruesos que proporcionan a una casa aislamiento e inercia térmica, para pasar bien los inviernos y los veranos, que son bastante extremos ambos. La tecnología de la contrucción en húmedo. Todo cuadra,  tradición pura, y tecnología ancestral, pero, tecnología al fin y al cabo. Sin embargo hemos dado la espalda a nuestra tecnología para adoptar otras formas de tecnología que no son tales porque no dan una buena respuesta a nuestro clima ni anuestra forma de vida..

Es interesante comprobar cómo en cada lugar la tradición constructiva es diferente y se adapta a las nuevas tecnologías. En Alemania y Austria, por ejemplo, la tradición bien conservada de los “Zimmerer” ha llevado hasta nuestros días un oficio bien enraizado en la arquitectura y en la sociedad, algo muy importante a la hora de conservar una tradición. Estos hombres (y alguna mujer también), los Zimmermänner, visten como antaño, hablan el dialecto de la zona de la que provienen, llevan con orgullo su profesión, y construyen en madera con la tecnología de antaño.

Nosotros en Satt llevamos tiempo intentando conjugar estos dos conceptos en una arquitectura que lea en la sabiduría del pasado para crear soluciones aptas para el lugar en el que construimos, diferentes zonas de España y Norte de África, con esa vocación tecnológica. Aquí os presentamos un ejemplo de esto, en una de nuestras últimas obras, en la provincia de Guadalajara, un ejemplo en el que combinamos la “tecnología” del ladrillo de tierra comprimida (BTC), cogido con mortero de barro y cal, en la planta baja, y la “tecnología” de la construcción en seco más centroeuropea, con estructura ligera de madera rellena de aislamiento y revestida con madera y cerámica, en la planta superior… Ambas funcionan bien en Guadalajara.. Son antiguas, pero también modernas. Son tecnología, y son tradición, y, creo invitan a la reflexión..

 

6 Comments
  • Iñaki
    Posted at 23:49h, 15 noviembre Responder

    Un gran dilema esto de la arquitectura seca y la arquitectura húmeda, y en ambas tipologías encontramos ejemplos de tradición y de tecnología actual. Podríamos decir que el BTC es la evolución tecnológica del Adobe. Ahora esta imponiéndose el criterio de la construcción seca por sostenibilidad, y es cierto los materiales que no se pegan con morteros etc.. se pueden separar fácilmente y pueden entrar en un segundo ciclo, podemos montar y desmontar fácilmente, y podemos tender hacia un “cradel to cradel ” que parece ser un criterio bastante coherente dentro de la sostenibilidad, y además se adapta a esta necesidad actual de modificar las casas y edificios más frecuentemente en función de modas, necesidades nuevas etc,.. Pero no dejará de quedarme la duda sobre si una casa bien construida con BTC o ladrillo y morteros de cal al final va a funcionar mucho mejor, sobre todo en la mitad sur de la península. Gracias por el post !, no te olvides de nosotros!

  • Alvaro
    Posted at 12:32h, 19 noviembre Responder

    Como ves, no me olvido. Cada cosa que veo por aquí tiene el eco de todo lo que hemos hecho allí en estos años. Me sorprende comprobar que para muchas cosas, en Satt, hemos sido, y somos, muy “alemanes”. Por ejemplo siempre hemos dado mucha importancia a la transpirabilidad de los muros. Aquí en Alemania también es un tema clave: lo consiguen con sofisticadas láminas (también las hemos usado, las Proclima, etc..). En España esto se ha hecho tradicionalmente con materiales como la cal, el barro, la cerámica.. pero el concepto es el mismo.. casas con cerramientos transpirables… Un abrazo!

  • Alvaro
    Posted at 12:10h, 10 marzo Responder

    Recientemente he sabido que los Zimmermänner pasan por un proceso de aprendizaje que les lleva en una especie de peregrinación por toda Europa, durante la cual se ofrecen como carpinteros en las obras que se van encontrando, pidiendo solo comida y alojamiento a cambio. Es un paso obligado para ellos para conseguir la maestría. Alguno me ha comentado que cada vez está más difícil llevar este tipod vida y filosofía, pero que, a pesar de ello, se mantiene la tradición. Qué bonito,no? Podríamos llevar a uno de estos muchachos a una obra de satt…

  • Alvaro
    Posted at 17:27h, 21 julio Responder

    Ayer precisamente venís este artículo en el Süddeutsche Zeitung
    http://www.sueddeutsche.de/karriere/handwerksgeselle-auf-der-walz-drei-jahre-und-ein-tag-1.1726018
    Muy interesante. Cuenta las peripecias de un joven aprendiz en su viaje de 4 anios, la llamada “Tippelei”, para hacerse carpintero de armar. Efectivamente van sin dinero, sin móvil, sin tecnología.. y se ofrecen como aprendices. En esos 3 anios trabajan por todo el mundo, y no pueden acercarse a menos de 50 km de su Lugar de origen. Cuando llegan a un sitio, piden alojamiento a la gente o si no duermen en la calle…

  • Marta
    Posted at 11:13h, 04 noviembre Responder

    Buenos días,

    Me gustaría ponerme en contacto con Alvaro para realizarle unas preguntas sobre licitaciones de arquitectura en Alemania.

    Muchas gracias

    • SATT
      Posted at 15:37h, 04 noviembre Responder

      Buenas tardes Marta,

      Si quiere ponerse en contacto con Álvaro Guerrero puede escribirle a alvaro@satt.es

      Un saludo

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Para poder ofrecer los servicios de la web: satt.es y poder administrar la página, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte la política de cookies de la web. ACEPTAR

Aviso de cookies