Loader

Blower Door en Pirita: el test que garantiza la hermeticidad y la eficiencia energética

Passivhaus no es sólo una certificación: aúna muchísimos procesos que son imprescindibles para conseguir que un edificio se certifique, pero, aunque haya quien crea lo contrario, este certificado no es un fin en sí mismo, sino un medio para hacer que un edificio cumpla con los mayores estándares de sostenibilidad y eficiencia energética.

El sello Passivhaus garantiza que una vivienda es confortable y silenciosa, que vamos a respirar un aire limpio mediante la Ventilación Mecánica Controlada y, gracias a una bajísima demanda energética, nos asegura un gran ahorro en climatización durante todo el año.

Qué es y cómo se lleva a cabo el Blower Door

Entre los muchos pasos necesarios para que estos beneficios se den está el Blower Door, proceso que actualmente estamos realizando en Pirita, la promoción de vivienda sostenible que tenemos más avanzada en Madrid, aunque no la única.

Pero ¿qué es Blower Door? Nuestros compañeros Fernando Campos y Carlos Laborda, diseñadores Passivhaus ambos, nos lo cuentan con pelos y señales.

El test Blower Door sirve para medir el nivel de hermeticidad al aire de un edificio a una diferencia de presión de 50 pascales. Se mide en renovaciones a la hora, o en cada una de las viviendas del edificio, como en nuestro caso”, explica Fernando Campos.

En este contexto, es precisamente la hermeticidad una de las propiedades más a tener en cuenta, pues asegura que no se producen las pérdidas energéticas propias de la ventilación descontrolada. «La existencia de infiltraciones de aire produce que el aire con cierta carga de humedad atraviese los elementos constructivos, aumentando el riesgo de patologías en la construcción», nos cuenta Fernando.

Detalle de las cintas planas que se han colocado para reforzar la hermeticidad

En Passivhaus se recomiendan, como mínimo, dos test Blower Door. El primero, que es el punto en el que nos encontramos en Pirita, es el llamado test de obra, que se realiza idealmente cuando toda la capa de hermeticidad está ejecutada al completo –esto incluye todos los materiales de la envolvente hermética, las ventanas, los pasos de instalaciones que atraviesan la envolvente y todos los respectivos sellados-. Este test sirve, por un lado, para verificar el estado y la calidad de la ejecución y, por el otro, permite acometer mejoras y medidas de reparación.

Nos explica Carlos que el ensayo se realiza mediante un dispositivo formado por una tela con un marco y un ventilador, que se coloca en un hueco, normalmente en la puerta. Mientras, se deja el resto de huecos del edificio o de la vivienda (ventanas y otras aperturas) cerrados o en su estado de funcionamiento normal.

Tras ello, se introduce o extrae aire en el edificio mediante el ventilador hasta llegar a una diferencia de presión de 50 Pa y se obtiene un valor denominado n50. Este valor hace referencia al número de renovaciones/hora debidas a infiltraciones no deseadas a una diferencia de presión de 50 Pa. El estándar Passivhaus, por ejemplo, especifica un valor límite: n50 ≤ 0.6 renovaciones/hora.

El ventilador y el marco que forman parte del dispositivo para hacer el test

Por el momento, los resultados en estos test en Pirita han sido más que satisfactorios, siempre por debajo de las 0.60 renovaciones a la hora que marca el estándar Passivhaus -0.46, 0.39 y 0.35 en los test realizados hasta ahora-. Este buen rendimiento se debe en gran medida a nuestra experiencia en Entrepatios Las Carolinas, edificio que, a pesar de no contar con la certificación, se construyó en base a estándares pasivos de eficiencia energética.

Finalmente, el segundo test recomendado se realiza con la obra terminada y en condiciones normales de uso. De este test depende la certificación Passivhaus. En el caso de Entrepatios Las Carolinas, en esta fase se obtuvieron estos tres valores en las tres viviendas analizadas: n50= 0.38, 0.32 y 0.24 renovaciones/hora; unos resultamos más que buenos.

La hermeticidad es solo una parte, una muy importante, de una estrategia constructiva global que trata de minimizar las emisiones  y con la que buscamos la descarbonización de todos nuestros edificios. Sin infiltraciones, no hay pérdidas, ayudándonos a alcanzar la máxima eficiencia energética y bajísimos consumos. En este sentido, podemos estar orgullosos y orgullosas, porque si nos tomamos este test Blower Door como un examen a nuestro saber hacer y al rendimiento de la madera CLT como material estructural, lo hemos aprobado con nota.

Sin comentarios

Publicar un comentario

Responsable: SATT TRIPLE BALANCE, S.L.Finalidad: publicar tus comentarios. Legitimación: por tu consentimiento expreso. Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, indicados en la información adicional. Más información: en nuestra política de privacidad.

Uso de cookies

Para poder ofrecer los servicios de la web: satt.es y poder administrar la página, guardaremos cierta información en su ordenador mediante el uso de las cookies. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, consulte la política de cookies de la web. ACEPTAR

Aviso de cookies